Historia

                         Remontándonos en la historia al origen del comercio, descubrimos cómo compradores y vendedores se reunían en lugares situados frecuentemente a las afueras de las más importantes ciudades -normalmente a ambos lados de una calle o plaza y fuera de establecimientos comerciales fijos- para la compraventa de una gran variedad de productos. En este intento de buscar el origen de los mercadillos, observamos que a partir de los mismos surgieron más avanzados procesos de distribución, siendo tanta su antigüedad como la del propio comercio. Y vuelve a ser la "venta fuera de establecimientos comerciales" la que captando las necesidades del mercado, inicie los cambios que exige una sociedad de consumo que cada vez dispone de menos tiempo para realizar sus compras. Impulsando la celebración de mercados en sábados y domingos; en muchos casos, únicos días de que disponen los consumidores para esta gratificante actividad.


 

   
   
© MACROMERCADILLO 2013 MaPROWEB